Hoy sábado finalizará el denominado “horario de verano”, el cual rige desde septiembre del 2020, y se dará paso al “horario de invierno”.

Esta noche, la mayoría de los chilenos deberá retrasar en una hora sus relojes, de acuerdo a lo estipulado en el Decreto Supremo N°1.286. Esta medida se extenderá hasta el sábado 4 de septiembre.

Qué hacer con el reloj el 3 de abril

– Chile Continental (entre las regiones de Arica y Parinacota y Aysén): a las 24:00 hora local, se pasará al horario UTC-4, es decir, se deberán atrasar los relojes en una hora.
– Región de Magallanes y Antártica Chilena: se mantendrá el uso horario UTC-3 (se mantiene el “horario de verano”). Quienes habiten en estas dos zonas no deberán hacer modificaciones a sus relojes.
– Chile Insular Occidental (Rapa Nui e islas Salas y Gómez): a las 22:00 hora local, se pasará al horario UTC-6, por ende, se deberán atrasar los relojes en una hora.

Según expertos, esta medida podría tener algunos beneficios para las personas, desde aprovechar mejor la luz del día hasta una mejor regulación de las horas de sueño.

El especialista en reloj biológico e investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencias de la Universidad de Valparaíso, John Ewer, explicó que “si ahora amanece poco antes de las 8 horas, luego del cambio de hora el sol se levantará antes de las 7 am, aproximadamente. El amanecer fija el inicio del día para tu cuerpo, por lo que si tu día biológico comienza antes, entonces podrás dormirte más temprano y por lo tanto dormirás más. Los beneficios comenzarán ese mismo domingo, porque esa noche tendremos la posibilidad de dormir una hora más”.