jue. 20 mayo, 2021 19:00

Chip del tamaño de un grano de sal ayudaría en la medicina controlando procesos corporales

Si bien los implantes médicos se utilizan desde hace mucho tiempo, los investigadores y científicos han tratado de idear implantes más pequeños y eficaces cada año.

Con un volumen de sólo 0,1 mm3, comparable al de un ácaro del polvo, los investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Columbia creen haber desarrollado el sistema de chip único más pequeño del mundo.

¿Su función? Controlar los procesos corporales mediante ultrasonidos.

El chip implantable sólo es visible con un microscopio y marca el camino hacia el desarrollo de chips que puedan inyectarse en el cuerpo mediante una aguja hipodérmica. El estudio se publicó en Science Advances.

Los dispositivos implantables llevan mucho tiempo demostrando su eficacia en el tratamiento de enfermedades, la mejora de la función de órganos y partes del cuerpo y el control de enfermedades a largo plazo.

No obstante, los dispositivos electrónicos implantados actuales son un reto y no pueden producirse en gran volumen porque requieren múltiples chips, embalajes, cables, transductores externos y baterías para el almacenamiento de energía.

Así, los investigadores están interesados en dispositivos médicos implantables miniaturizados e inalámbricos para la monitorización in vivo e in situ de todo tipo de condiciones médicas, como la temperatura, la presión arterial, la glucosa y la respiración para procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

comparte

Comentarios

Otros artículos

Más artículos