mié. 26 mayo, 2021 17:14

Los mensajes que deberías enviarle a tu pareja todos los días, según experta

Aunque algunos mensajes de texto pueden dañar y hasta romper una relación, hay otros que pueden fortalecerla. Así lo plantea la psicóloga Erin Leyba, especialista en terapia de parejas, quien explica que éstos pueden decir mucho de un vínculo.

Leyba cita una investigación realizada por Lori Schade, Jonathan Sandberg, Roy Bean, Dean Busby y Sarah Coyne que concluyó que en las mujeres, los mensajes de disculpas, para resolver diferencias o tomar decisiones importantes están asociados a una relación de menor calidad. Mientras que en el caso de los hombres, aquellos que textean con demasiada frecuencia estaban en una situación similar.

Por otro lado, el mismo estudio determinó que los mensajes que se envían para expresar afecto fortalecen las relaciones. De hecho, se determinó que las personas que solían mandar este tipo de textos estaban más satisfechas con sus parejas.

Las ventajas de los mensajes de texto

La psicóloga Theresa E. DiDonato señaló en un artículo en Psychology Today que en la actualidad, la tecnología parece estar asumiendo un papel más preponderante tanto en la formación como en el mantenimiento de las relaciones, mientras que antes sólo era un complemento de la comunicación cara a cara. Pero ¿qué tan saludable es la dependencia de la tecnología para crear o mantener un vínculo?

DiDonato explica que “los mensajes de texto eliminan algunas de las barreras que pueden hacer que las conversaciones cara a cara, o incluso las llamadas telefónicas, sean difíciles”, en este sentido menciona que hay tres ventajas claves:

1. Un mensaje de texto no requiere ingenio espontáneo, pues tienes tiempo para pensar lo que vas a decir y redactarlo de la manera más inteligente posible.

2. Carecen de señales no verbales, lo que permite a quienes envían los mensajes centrarse en el texto y no preocuparse por ponerse rojos, temblorosos, o tartamudear de nervios.

Y 3. Es mucho más fácil, porque hablar cara a cara puede ser complejo para algunos.

Por otro lado, la especialista dice que los mensajes de texto no sólo ayudan a los más nerviosos y con menores habilidades sociales, sino que también puede beneficiar a los que tienen un estatus incierto en una relación porque permite sondear el terreno, pero protegiéndose del rechazo. “Puede ser una forma segura de averiguar si alguien está interesado”, comenta.

Andrea Piacquadio | Pexels (CCO)

Usa los mensajes de texto con cuidado

Pero textear continuamente a tu pareja no siempre es bueno. “Una vez que comiences a enviar mensajes, es posible que no te detengas. Cuantos más mensajes de texto recibe la gente, más se siente obligada a responder, creando un ciclo de mantenimiento de la relación móvil”, señala DiDonato.

Sin embargo, añade que esto puede ser un patrón saludable cuando se crea un sentido equilibrado de conexión y dependencia, pero en cambio, si la persona comienza a sentir una dependencia excesiva, de modo que el envío o recepción de mensajes le impide realizar otras actividades como cumplir con sus responsabilidades académicas o profesionales, o incluso sociales, puede acabar en insatisfacción personal.

Los mensajes de texto suelen estar llenos de confusión. Sin nuestras señales no verbales, los mensajes pueden malinterpretarse, lo que genera incertidumbre y ansiedad, dice Theresa. (“Solo envió un mensaje de texto que dice ‘Hola’ ¿Qué significa eso?”, por ejemplo)

“Además, debido a que la comunicación no es cara a cara, agrega una distancia psicológica que permite decir palabras que podrían ser difíciles de decir en persona. Tal vez esta sea la razón por la que las personas en relaciones más nuevas suelen utilizar los mensajes de texto para abordar temas difíciles, lastimar intencionalmente al otro o disculparse. La distancia que ofrecen los mensajes puede hacer que sea más fácil decir lo que uno no desea decir en persona”, asegura.

En este sentido, la especialista dice que si bien la tecnología hace que sea más fácil evitar tener conversaciones cara a cara difíciles, vale la pena tener esas conversaciones en persona, a pesar de la incomodidad que puede traer porque significan crecimiento.

Monstera | Pexels CCO

Envía mensajes de texto de manera saludable

Curiosamente, DiDonato explica que cuando las personas envían mensajes para expresar afecto sus parejas, éstas se sienten más apegadas a ellos, pero cuando usan los mensajes de texto para expresar celos o molestia, la relación se deteriora y desapega.

Por lo mismo, lo importante es el equilibrio. “La evidencia sugiere que la satisfacción con la forma en que las personas usan sus teléfonos dentro de la relación y la satisfacción de la relación en sí están vinculadas”, plantea.

Leyba señala que “el investigador John Gottman descubrió que, para que una relación sea estable, debe haber cinco sentimientos o acciones positivas entre la pareja por cada sentimiento o acción negativa. Iniciar constantemente interacciones positivas hace que sea más probable que su relación sobreviva e incluso prospere en medio del estrés, los conflictos y los desafíos”.

En este sentido, la especialista recomienda algunos tipos de mensajes que puedes enviar a tu pareja todos los días que ayudan a aumentar la cohesión entre ambos. Puedes ir alternando entre una y otra clase de mensaje. A continuación puedes ver algunos ejemplos.

1. Halagos inesperados

“¡Amo tu entusiasmo por la vida!”

“Tienes la mejor sonrisa”.

“Te veías muy bien esta mañana”

“Gracias por administrar tu trabajo para que puedas pasar un buen rato en casa”.

“Cocinas muy rico. Me encantó la comida que hiciste ayer”.

2. Agradecer

“Gracias por lavar toda la ropa anoche. Sé que estabas cansado/a”.

“Gracias por ser tan atento/a con mis amigos”.

“Gracias por ser tan organizado/a con los planes”.

“Gracias por lo que me dijiste en la mañana. Significó mucho para mí”.

3. Invocar recuerdos preciados

“Estaba pensando en la vez que fuimos a cenar a ese restaurante de comida china hace un tiempo. Fue tan divertido. Deberíamos volver a hacerlo pronto”.

“Gracias por las risas de anoche. Realmente lo necesitaba”.

“Me divertí mucho contigo en esa celebración del año pasado. Hagámoslo de nuevo”.

“Pedí prestado el tocadiscos de mi mamá para que pudiéramos escuchar algunas de nuestras viejas canciones”.

4. Hacer preguntas curiosas

“Si tuvieras que elegir un país diferente al que estamos ahora para vivir durante un año, ¿cuál sería?”

“Si tuvieras que elegir un lugar que más te guste en esta ciudad, ¿cuál sería?”

“Si tuvieras que escribir un artículo para una revista ahora mismo, ¿de qué se trataría?”

“¿Qué película te gustaría que saliera ahora mismo?”

5. Compartir alegrías

“Deberías haber escuchado a nuestro hijo leer hoy, ¡no creerías cuántas palabras está aprendiendo!”

“Pasé el mejor momento caminando por el bosque con nuestra hija. Incluso vimos un ciervo y su rostro se iluminó cuando se cruzó en nuestro camino”.

“Firmamos a un nuevo cliente en el trabajo, ¡estoy muy emocionada/o!”

“Te envío esta foto de nuestro bebé riéndose de mí. Simplemente me alegró el día”.

“Me lo estoy pasando genial con mis amigos. Es como en los viejos tiempos. Gracias por cuidar de nuestros hijos para que yo pudiera salir esta noche”.

comparte

Comentarios

Otros artículos

Más artículos