El sobreseimiento del miembro de la Armada, imputado por la muerte de un joven durante las protestas tras el estallido social en Talcahuano, solicitó su abogado defensor, Pelayo Vial, presentando como principal argumento el último informe de la Siat.

 

Manuel Rebolledo Navarrete fue atropellado por una patrulla que manejaba el infante de Marina, Leonardo Medina Caamaño, hecho ocurrido el 21 de octubre de 2019, en medio de una manifestación en la avenida Gran Bretaña frente a la empresa Pacific Blue.

 

La Fiscalía imputó al uniformado por cuasidelito de homicidio, pero los padres han insistido en que el atropello fue intencional y por eso estaban a la espera del peritaje de la Siat de Carabineros para pedir la reformalización.

Sin embargo, según la defensa, las conclusiones de ese informe establecen que Manuel Rebolledo se cayó “frente al camión (la patrulla), lo que determinó que necesariamente fuera atropellado”, agregando el abogado Vial que eso no hace más que ratificar lo señalado desde un inicio en cuanto a que la muerte del joven fue un accidente.

Por eso la solicitud de sobreseimiento solicitada respecto del infante de Marina imputado y que el Juzgado de Garantía de Talcahuano revisará el 4 de junio próximo.