Los senadores de la oposición anunciaron que tramitarán con celeridad las nuevas ayudas anunciadas por el Gobierno durante la semana: el Ingreso de Emergencia Universal para todos los inscritos en el Registro Social de Hogares y un Bono Alivio para Pymes, aunque buscarán mejorarlas.

Mediante una declaración firmada por la presidenta del Senado, Yasna Provoste; y los comités de senadores del Partido Socialista, del PPD, la DC, Revolución Democrática e independientes; los integrantes de la Cámara Alta pertenecientes a la oposición se declararon a tramitar los apoyos a las familias “poniendo todo nuestro esfuerzo en mejorarlo tanto en el monto como en la extensión del beneficio”.

Fue el presidente Sebastián Piñera quien anunció que el Ingreso de Emergencia Universal será equivalente “a la línea de la pobreza”. O sea, en un hogar de una persona se recibirán $177 mil; en un hogar de cuatro personas, $467 mil; y en un hogar de 10 personas, $887 mil. Éste se pagará en junio, julio y agosto.

La propuesta se dio luego de las negociaciones por los “mínimos comunes” y no dejó satisfecha a la oposición. Provoste, por ejemplo, declaró a Radio Bío Bío que “no incorpora gastos reales que son indispensables para la familia por ejemplo los gastos en salud, el alza en precio de alimentos y otros bienes que son indispensables. Por ello propusimos un 30% más a la línea de la pobreza a lo menos por 4 meses, pero el presidente no estimó necesario acoger esta propuesta“.

Ahora, los senadores buscarán ampliar este ingreso de emergencia durante la discusión en las comisiones del Senado, “que se transmitirán públicamente y con la participación de los actores sociales. Misma transparencia con la que estamos seguros serán tramitadas estas iniciativas en la Cámara de Diputadas y Diputadas, para que el país conozca con toda claridad las posturas del Gobierno y de la oposición“.

De la misma manera, “en el caso de los proyectos relativos a las Pymes, con el mismo sentido de urgencia, nos daremos el espacio necesario para concordar con los gremios y sus representantes las mejoras necesarias a los proyectos del Gobierno”.

“No son suficientes”

En la declaración insistieron en que “los proyectos del Gobierno no son suficientes para dar cuenta del complejo momento que vivimos. No resuelven los problemas de las familias. No resuelven el problema de la mayoría de las Pymes. No mejoran la estrategia sanitaria. No abordan de manera clara fórmulas de financiamiento de corto, mediano ni largo plazo para los esfuerzos de reconstrucción económica y social pos pandemia que deberemos desarrollar”.

“Un apoyo real y efectivo a las Pymes es indispensable también, en el marco de una estrategia de reactivación económica, partiendo de la recuperación del empleo, necesidad crítica para miles de familias, especialmente para las mujeres jefas de hogar que ven con impotencia el enorme daño a su empleabilidad que ha producido la pandemia”, agregaron.

Al mismo tiempo, los senadores volvieron a criticar el manejo de la pandemia, donde el Gobierno entrega señales confusas, donde las familias “han tenido apoyos por goteo, híper focalizados, burocráticos, tardíos e insuficientes”.

Junto con ello, recordaron que realizaron un “Encuentro Político y Social por Chile” con diputados y organizaciones sociales, trabajadores de pymes y otros, dondeconcordaron propuestas políticas y sociales para enfrentar la emergencia.

“Se trata de una propuesta técnicamente sólida, financiada y legitimada socialmente. De esta manera, siendo oposición, hicimos el trabajo que un buen gobierno debe hacer. El buen Gobierno que Chile no tiene. Esta propuesta fue entregada el miércoles 12 de mayo, previamente fue enviado a todos los participantes del diálogo realizado”, dijeron.

Por ello, instaron a La Moneda a concurrir al Congreso para “corregir y mejorar los elementos indispensables de los proyectospara hacerlos sostenibles y no continuar confundiendo a la opinión pública con falsos debates alejados de las necesidades de las familias”.