lun. 31 mayo, 2021 19:15

Aprende a sobrellevar el dolor crónico con 6 estrategias psicológicas

Sufrir dolor constantemente causa agotamiento, no sólo afecta tu estabilidad física, sino también emocional y psicológica, afectando tu día a día, influyendo incluso en el descanso y dormir.

“Si una persona padece de dolor, día tras día, es evidente que su estado de ánimo también se encuentre afectado. Es complicado convivir con una molestia que no para y que puede traer como consecuencia que la persona pueda llegar a padecer ansiedad y/o depresión”, según explica el sitio especializado Psonríe.

Toni Bernhard, abogada y escritora sobre temas que involucran enfermedades y dolor crónico, planteó algunas formas de sobrellevar tu malestar cuando “ya estás harto de estar enfermo” en un artículo para Psychology Today.

1. Reconocer que sientes dolor: “No se puede obligar a que desaparezca esa sensación de hastío negando que está presente. De hecho, la negación solo puede intensificar el sentimiento”, dice Bernhard.

2. Cultivar la autocompasión por el dolor que sientes: “Es crucial porque evita que se cuele la autoculpa. No se permite la culpa, ya sea por estar enfermo o por estar harto de estar enfermo. A veces, es natural cansarse del dolor y la enfermedad continuos”, señala la abogada.

3. Aprender a llorar: Para la escritora, llorar puede significar una limpieza. “Es un desafío hacer frente a este giro inesperado que ha tomado tu vida. Si llorar te ayuda, llora. Piensa en un buen llanto como una limpieza”, explica a Psychology Today.

4. Analizar nuestro propio comportamiento:
“Si eres como yo, puedes sentirte harto de estar enfermo, aunque te estés cuidando bien. Cuando surja esta sensación de estar enfermo, detente y evalúa si estás contribuyendo a ello al no cuidarte adecuadamente. Si ese es el caso, decide cambiar de rumbo de inmediato”, agrega.

5. Desafíate a enfocarte en otras cosas de tu vida: “Esto puede hacer que dejes de centrarte exclusivamente en este difícil estado emocional”, explica Bernhard al sitio antes mencionado.

6. Enlistar las cosas positivas que pudiste obtener de la enfermedad: “Inicialmente, es posible que no se te ocurra nada, pero sigue haciéndolo. Ve si puedes enumerar al menos cinco cosas, sin importar cuán triviales sean”, expresa la escritora.

comparte

Comentarios

Otros artículos

Más artículos