mié. 02 junio, 2021 16:01

"Es envidia y un país profundamente machista": Daniela Ramírez por ninguneo histórico a Isabel Allende

Este jueves debuta en Mega, y el viernes en Amazon Prime Video, una de las bioseries chilenas más esperadas de los últimos años: “Isabel”, ficción sobre la vida de la escritora multiventas Isabel Allende que contó con Daniela Ramírez (“Los Archivos del Cardenal”, “Berko”, “Inés del alma mía”) en su rol protagónico.

“Estoy expectante”, resume la actriz en diálogo con BioBioChile a horas del estreno hispanoamericano de esta producción a cargo de Megamedia, que arribó en marzo a Estados Unidos de la mano de HBO Max en lo que fue descrito como un hito de la industria local.

Tras el rodaje y un encuentro presencial entre ambas, Ramírez retrata así su lazo con la autora: “Siento que la conozco, que podría ser amiga de ella, que podría llamarla todos los días (ríe). Y conocer eso es lo gratificante de poder hacer trabajos biográficos, que uno conoce su intimidad, y eso define mucho la pluma de un escritor: su realidad, su universo íntimo, que es súper seductor para el espectador también conocerlo más de cerca”, asegura.

La historia se desarrolla en tres capítulos y narra los inicios literarios de Allende: desde su arribo a la Revista Paula (donde se convierte en una de sus firmas más audaces), hasta los días de su exitosa carrera como autora de best-sellers, incluida la grave enfermedad que enfrentó su hija y un complejo exilio en Venezuela.

Yo descubrí que tengo mucho en común con ella. Hay cosas que son muy claras; la admiro mucho”, agrega la actriz, quien establece una correlación directa entre la biografía de la escritora y la femineidad chilena del 2021.

“Totalmente. Isabel en todos sus gestos, desde los cuentos de la Revista Paula hasta lo que hace ahora, es una mujer súper feminista y crítica, aunque sea desde el carisma, desde la simpatía, desde el humor. Generalmente lo que escribía ahí tenía ese tono, pero siempre fue muy opinante desde ese lugar. Y hoy es un discurso que antes teníamos que disfrazarlo un poco, maquillarlo en ciertas historias, ser un poco más condescendiente por la mirada masculina que existía, pero ella siempre estaba opinando y de alguna manera tirando la talla; ridiculizando a los hombres y su machismo imperante y súper establecido. Tiene mucho que ver con las mujeres de hoy”.

(P): A pesar de su estatus, ¿imaginaste el impacto internacional que iba a tener “Isabel”? Latinoamérica está expectante de esta bioserie…

(R) Por el personaje, porque está traducida a todos los idiomas, sí hay un interés internacional, pero también podría haber resultado que esta serie se hubiese quedado acá. Me encanta lo que ha pasado y nos ha sorprendido mucho, a todo el equipo, y nos hubiese gustado hacer 6 o 8 capítulos, porque da. Me encanta que Amazon Prime Video la esté dando, y esté teniendo en su carpeta la historia de Isabel y que esté llegando a España y Latinoamérica, porque con HBO ya está en EE.UU. Queremos que la mayor cantidad de personas vean nuestras historias y qué mejor que sea chilena, una producción de acá, con nuestros actores, nuestros directores, y con esta llegada.

(P): ¿Por qué crees que costó tanto que Chile “aceptara” la figura de Isabel Allende como escritora e intelectual? Roberto Bolaño a inicios de los 2000 dijo que era sólo una “escribidora”, y Armando Uribe señaló que le daba vergüenza haber ganado el Premio Nacional cuando a ella se lo entregaron…

(R): Porque es un país que todavía es muy machista, muy machista. Ese es un factor importante en que no se reconozca el merito, la labor de una mujer; tiene mucho que ver con eso. Tiene que ver con rasgos de envidia, porque finalmente un escritor qué es lo que quiere: que lean sus historias. Escribir es la entrega más directa del espíritu de una persona, más que actuar, más cualquier otro tipo de arte, (en) escribir está todo ahí. Y que ella sea tan reconocida es porque las personas reconocen su trabajo, admiran su trabajo y se sienten representados; y esa horizontalidad no la tienen muchos escritores, o con la espectacularidad que la ha tenido Isabel. Creo que ese rasgo número uno es que somos un país profundamente machista, y todo lo otro no sé, tiene que ver con visiones personales. Esta asimetría entre mujeres y hombres que todavía vemos. Ese discurso.

(P): Es una bioserie con mucha emotividad y contexto político, tanto local como internacional. ¿Cuáles crees que son las “claves” de la trama?

(R): El contexto sociopolítico se puede ver y desprender desde la intimidad de Isabel. Eso es súper atractivo porque finalmente también nos conduce y nos enfoca en una época, y nos da para investigar de esa época: esto estaba pasando, esto no. Hay mucho de nuestra historia que no tenemos reconocido y tampoco superado. Entonces creo que es como entender ciertos rasgos de la vida íntima de Isabel y cómo ella coexistió en ese espacio y en ese tiempo, eso está en la serie. Y es bueno para situarnos en cómo era Chile, cuáles eran las relaciones, los intereses. Genera una especie de documento. La serie tiene eso. Nos retrata Venezuela, EE.UU., desde la intimidad. Esa transversalidad está aquí.

(P): ¿Cuál fue tu “Isabel Allende favorita”; la que descubriste en esta historia?

(R): La de la revista Paula. Es una mujer demasiado entretenida. Una cosa es la pega, el trabajo, y otra es atreverse y pasarlo increíble y vivir tu trabajo, como si eso fuese. Esa intensidad. Nosotros los actores tenemos ese privilegio, y ella hacía de eso su trabajo. Lo pasaba bien. Esa es la clave de muchas cosas exitosas que te pueden pasar en la vida: hacer lo que te gusta, pasarlo bien haciéndolo.

comparte

Comentarios

Otros artículos

Más artículos