jue. 19 enero, 2017 21:42

Familia clama justicia en funeral de trabajador víctima de ataque incendiario en Cañete

A pie por las calles de Los Álamos, en la provincia de Arauco, comenzaba la mañana de este jueves el cortejo fúnebre de José Retamal Medina, el cuidador de un fundo que a sus 48 años encontró la muerte en un incendio que aun deja más dudas que respuestas.

Tras una ceremonia en el templo evangélico de su barrio, el sector de Cerro Alto, sus restos fueron trasladados al Cementerio Municipal, donde unas 150 personas entre vecinos, amigos y conocidos, lo esperaban para despedirse.

Entre ellos, estaba su compañero de labores, Víctor Arrau, con quien se turnaba para cuidar el fundo Santa Clarisa en Cayucupil.

“Esto no puede quedar así. Yo con él todos los días conversaba, de las 8 hasta las 5 y después cada uno se iba a su casa. No le encuentro sentido. No sé cómo puede ser”, contó a la prensa apostada en el lugar.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas