mar. 19 febrero, 2019 11:58

Denuncian nueva "playa privada" con guardias en Lago Caburgua

Hace una semana se conoció el mecanismo que utilizó el presidente, Sebastián Piñera, para obtener 800m2 de una “playa privada” en el Lago Caburgua de la región de La Araucanía.

Fue a través de una concesión marítima, otorgada por el Ministerio de Defensa, que el Mandatario logró hacerse de la administración del lugar ubicado en el kilómetro 2,5 del camino a Renahue.

Dicho sistema permite a privados solicitar, por un tiempo específico, un espacio determinado de una playa con el fin de desarrollar en él un proyecto. Para ese efecto debe realizar una solicitud en la Capitanía de Puerto de la jurisdicción correspondiente.

Nueva denuncia

Un hombre denunció haber sido echado de una playa del Lago Caburgua, a la altura del kilómetro 7 camino a Renahue.

De acuerdo a lo señalado por el denunciante, al llegar a la orilla del lago en dos lanchas, él junto al grupo que lo acompañaba, fueron increpados por dos cuidadores quienes los conminaron a retirarse indicándoles la existencia de un letrero que informaba que la playa era privada.

El lugar donde desembarcaron es el Fundo Piedra Alta, que según pudo confirmar BioBioChile con fuentes del municipio de Pucón, pertenece al destacado empresario nacional, Alberto Kassis Sabag, dueño del Consorcio Industrial de Alimentos (CIAL S.A.), que le permite controlar el 40% del mercado de las cecinas en Chile con marcas como San Jorge, La Preferida y Winter. Kassis Sabag es además propietario del 16,66% de Copesa y también figura como miembro del consejo protector y financista de la Fundación Pinochet.

El letrero no significa nada

En el lugar se encontraron con un letrero que daba cuenta de la existencia de una concesión marítima que, posteriormente Radio Bío Bío pudo corroborar con el Ministerio de Defensa, se encuentra vencida.

En ese sentido, desde la cartera encargada de otorgar los permisos, señalaron a La Radio que esos letreros son sólo de uso informativo y no otorgan potestad para echar a alguien de ese lugar.

El letrero, según explicaron, se da porque ellos como organismo piden a los concesionarios ponerlos para informar a funcionarios de la Armada la existencia y características del permiso.

Originalmente, detallaron desde Defensa, la concesión fue otorgada el 23 de mayo de 2012 a Kassis para la construcción de un atracadero y una rampla para navíos.

Dicho permiso caducó el 30 de junio de 2017 y el concesionario presentó renovación, la que a la fecha continúa en trámite.

 

 

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas