jue. 28 marzo, 2019 20:11

Proponen expropiar plaza de San Pedro de la Paz que fue vendida en dictadura a bajo costo

El exalcalde de San Pedro de la Paz, Jaime Soto, aseguró que el Estado debe expropiar la Plaza Albarrada, esto luego que el municipio invirtiera recursos públicos por más de 20 años en el aseo y ornato de este paño ubicado en la Villa San Pedro.

La polémica comenzó luego de que una investigación de Radio Bío Bío diera cuenta que el terreno -donde actualmente se ubica el área verde- fue vendida por el Serviu en 1982, en plena dictadura, a un privado. En el mismo lugar hoy se pretende construir un edificio.

Consultado el exalcalde de San Pedro de la Paz, Jaime Soto, dijo que él nunca se enteró de que este terreno pertenecía a particulares, a quienes criticó por nunca haberse comunicado con la municipalidad para dar a conocer esta situación.

“Nunca se allegaron antecedentes que dijesen relación con conocer propietarios de estos terrenos”, sostuvo.

El exjefe comunal también criticó a los dueños de los terrenos por tampoco entregar información al respecto

Según explicó Soto, a mediados de la década de los 90 recibieron la documentación desde la comuna madre, Concepción, pero que ninguno de los municipios tuvo el detalle de la venta del Serviu.

Consultado sobre qué se puede hacer ahora para recuperar la plaza Albarrada, expresó que, considerando que por más de 20 años se invirtieron recursos públicos en un terreno particular, hay que pedir que sean expropiados.

“(Hay que) pagarles el equivalente al valor que pagaron en su momento por esos terrenos a esas personas”, señaló.

Inspección

El diputado del PS, Gastón Saavedra, consultado por el tema, aseveró que el Gobierno debe fiscalizar las compras y ventas de estos terrenos, para de esa manera cautelar los derechos y áreas verdes de las personas, más aún luego que se conociera que la plaza fue vendida en dictadura.

Tal como se indicó en la investigación de Radio Bío Bío, el 15 de abril de 1982, el Serviu -entonces dirigido por el sociólogo Jorge Bengoa- vendió y transfirió tres inmuebles fiscales de la Villa al constructor civil Elio Vacarezza Bianchetti, por una suma total de $2 millones 700 mil (de la época), que en dinero actual bordearía los $60 millones.

Las propiedades luego fueron transferidas a la conocida médica penquista Esther Fanjul, quien hoy legalmente figura como dueña de la Plaza Albarrada en San Pedro de la Paz.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas