lun. 26 agosto, 2019 16:20

La historia de la adolescente con hipoacusia que ha derribado barreras en Mulchén

Si bien hay mucho por hacer con respecto a la inclusión e integración en Chile, cuando las personas trabajan de forma unida en poder generar cambios reales por el bienestar de otros, hay historias que destacan como la ocurrida en el Liceo Crisol de Mulchén.

Este importante establecimiento de la comuna bureana, desde hace un tiempo decidió cambiar sus sellos y se puso a trabajar fuertemente para convertirse en un liceo técnico con las carreras de electricidad, enfermería y parvularia, a esto sumó su voluntad y compromiso para generar posibilidades para aquellas personas en situación de discapacidad, especialmente con niños hipoacúsicos.

Dentro de estos alumnos, destaca a historia de Marjorie Lisbeth Ramírez Vea, quién nació con hipoacusia bilateral severa, lo cual no le permitió tener un desarrollo del lenguaje, aun así desde muy pequeña ingresó a este establecimiento, cuando aún se contaba con enseñanza básica en el mismo. Desde entonces, la alumna fue acogida y tratada como una igual por sus pares y profesores.

Pero esto no se dio por casualidad, sino por un arduo trabajo de poder no solo incluir, sino que integrar a este tipo de alumnos y tratarlos como iguales, además de brindarles el apoyo necesario a través de profesionales que trabajan el lenguaje de señas.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas