jue. 05 septiembre, 2019 18:49

Buscan cerrar escuela de conductores que emitía certificados falsos en Concepción

La Seremi de Transportes del Bío Bío está buscando revocar la autorización de funcionamiento de la escuela de conductores Santa Juana, de Concepción. Esto, porque allí se emitían certificados falsos de cursos de conducción profesionales a cambio de dinero, los que eran entregados ilegalmente en la comuna de Pencahue.

De acuerdo a BioBioChile, luego de un año de investigación, la Brigada de Delitos Económicos de la PDI detuvo a 39 personas esta semana; todas involucradas y con diferentes grados de participación en la compra y venta de estos certificados ideológicamente falsos, de licencias de conducir profesionales.

Nada menos que el concejal de Pencahue, José Castillo, figura como intermediario para que las licencias fueran entregadas a cerca de 30 personas, quienes hoy conducen camiones, buses y furgones escolares.

La PDI detuvo en Concepción -donde se emitían los certificados-, a la representante legal de la escuela de conductores Santa Juana, Virginia Plaza, junto a su hijo Claudio Ortiz Plaza. Ambos fueron formalizados el martes y quedaron  con firma diaria en Carabineros y arraigo nacional.

La fiscal especialista en delitos económicos, María Lorena González, explicó al medio citado que el concejal Castillo gestionaba los certificados con la escuela de conductores, para cursos que nunca impartieron, y que incluso los iba a dejar a los propios domicilios de las personas.

Si bien la escuela continúa funcionando, el seremi de Transportes, Jaime Aravena, cree que se podría revocar la autorización mientras se desarrolla el proceso administrativo, para lo cual ya han pedido la documentación incautada por la Policía de Investigaciones.

La empresa también arriesga multas de hasta 500 UTM, aunque primero es necesario que la escuela realice sus descargos.

El seremi señaló que respecto de una escuela de conductores clase A profesional, todos los planes y programas son aprobados por el Ministerio de Transportes.

La escuela cobraba entre 200 y 300 mil pesos por cada certificado falso emitido, consignó BioBioChile. Una vez en posesión del documento, los imputados iban cumpliendo los otros requisitos que establece la ley, y se presentaban al Departamento de Tránsito de la Municipalidad de Pencahue para obtener la licencia.

El periodo analizado por la fiscal fue 2018, pero la autoridad ya cuenta con las órdenes de incautación y se están recabando antecedentes desde 2014, hasta este año.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas