lun. 30 marzo, 2020 13:03

OMS confirmó que el nuevo coronavirus no se transmite a través del aire

En uno de sus últimos reportes respecto de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que el nuevo coronavirus no se transmite a través del aire.

Es decir, y en base a la evidencia disponible, la agencia dependiente de Naciones Unidas comunicó que el SARS-CoV-2 es adquirido estando en contacto con gotitas provenientes de una persona enferma.

Lo anterior, especialmente si se está a menos de un metro de una persona que tosa o estornude, quien enviará a su alrededor partículas de entre 5 a 10 micrómetros, las que pueden entrar al cuerpo de otro ser humano a través de los ojos y las vías respiratorias.

“De esta manera la transmisión del virus Covid-19 puede ocurrir por contacto directo con personas infectadas e indirectamente por superficies y ambiente inmediato o con objetos usados en pacientes (estetoscopios o termómetros)”, indicó la OMS en un documento liberado el domingo.

No obstante lo anterior, la entidad reconoció que existiría la posibilidad de un contacto por aire, aunque en casos tremendamente específicos.

“Puede ser posible en circunstancias y contextos donde procedimientos o tratamientos que generen aerosoles sean realizados, por ejemplo intubación endotraqueal, broncoscopía, aspiración abierta, nebulización, ventilación manual antes de intubar, poner al paciente boca abajo, desconectar al paciente del ventilador, traqueotomía y reanimación cardiopulmonar”, detalló la OMS.

En la misma línea, pidieron cautela a la hora de interpretar los resultados de una investigación publicada en el New England Journal of Medicine, la que fue reportada por cientos de medios de comunicación y causó gran revuelo en la población.

En concreto, la indagación afirmaba que el n-CoV-2019 podría transmitirse a través del aire bajo ciertos contextos, dando paso a las infecciones adquiridas prácticamente solo por respirar.

Al respecto, los especialistas a cargo de la redacción del documento señalaron que el estudio en cuestión se llevó a cabo usando máquinas, en un contexto de laboratorio que “no refleja las condiciones humanas de la tos”.

De esta manera, la OMS reiteró que la principal forma de cuidado es evitar entrar en contacto con gotitas o secreciones de otras personas, sobre todo de aquellas enfermas, y que en el caso de no contar con respiradores N95, FFP2 o FFP3 las mascarillas quirúrgicas son una “opción aceptable”, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

“Las recomendaciones actuales de la OMS enfatizan la importancia del uso apropiado y racional de los equipos de protección individual, no solo mascarillas, las que requieren el comportamiento correcto y riguroso de trabajadores de la salud, particularmente a la hora de sacárselo y en las prácticas de higiene”, agregaron en su conclusión.

“Finalmente, la OMS, continúa enfatizando la importancia del frecuente lavado de manos, la “etiqueta respiratoria” y limpieza y desinfección ambiental, también como el mantener las distancias físicas para evitar el contacto cercano y desprotegido con personas con fiebre o síntomas respiratorios”, concluyeron.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas