Desde Quilín indicaron a El Mercurio que “las espaldas de la ANFP para pedir esa cifra están e incluso podría aumentar dependiendo de lo que diga el banco cuando evalúen el préstamo”.

El presidente del fútbol chileno, Sebastián Moreno, espera que la respuesta al crédito pedido la pueda tener esta semana. De no se aprobado el monto, el organismo con sede en Quilín bajará su petición a 7,2 millones de dólares, cifra muy similar a la que le otorga el CDF mes a mes por la transmisión del fútbol.

“La ANFP nos informó que están afinando la solicitud de un crédito. Es algo similar al préstamo de enlace que se dio a principios de 2019, antes de que saliera el pago por televisión. Analizaremos las condiciones del préstamo, pero Unión lo tendrá que tomar y tendremos que pedir una buena cantidad que hoy nos falta”, indicó el gerente general de Unión Española, Luis Baquedano.

“Pese a que cancelamos los sueldos de marzo con un descuento, tuvimos un déficit de 10 millones. En abril, de seguir así, proyectamos un déficit de 28 millones. Este crédito que gestiona la ANFP es muy bueno, cubre un desfase puntual de caja y permitirá financiar a los clubes en esta situación de crisis”, agregó el dirigente hispano.

Además, en la ANFP están expectantes del bono que el martes la FIFA prometió a sus asociados y que, de materializarse, implica recibir unos 70 millones de dólares (60 mil millones de pesos).