jue. 02 abril, 2020 17:51

Sintomatización: La respuesta a quienes sienten síntomas sin estar enfermos

En medio de la pandemia por el nuevo coronavirus se ha conocido de muchas personas que han creído, en una serie de oportunidades, que habían contraído la enfermedad generada por el SARS-CoV-2, pero finalmente todo quedó en nada. En estos casos se habla de personas que somatizaron.

En conversación con BioBioChile, Juan Ariel Zúñiga, psiquiatra y jefe de salud mental de Vidaintegra, explicó que este fenómeno se trata de un síntoma que se produce en el cuerpo humano por algo que no puede resolver la mente.

Es decir, hay un conflicto intra psíquico que a la persona le genera demasiada angustia y, como no puede solucionarlo dentro de su cabeza, lo somatiza a través de algún órgano del cuerpo.

“Hace fiebre, cegueras, movimientos involuntarios, se te anestesia alguna parte del cuerpo o incluso hacen enfermedades psicosomáticas”, señaló el especialista.

“Bueno, los estados de ansiedad generalizada y de angustia en la población generan somatizaciones de enfermedades que presentan incluso fiebre y creen tener algunos síntomas de una enfermedad y están convencidos que pueden tenerla”, recalcó.

“Es interesante que hagan fiebre, para que veas que la mente humana puede somatizar así y con muchas otras cosas, incluso te puede paralizar un brazo, no hablar o no ver durante mucho tiempo, esos son los casos más graves”, precisó.

Con todo, la única manera que las personas logren salir de ese estado es con comprobaciones empíricas reales. Es decir, alguien que cree que tiene coronavirus debe acudir a un centro asistencial y hacerse el examen, “ya que es lo único que los va a dejar tranquilos”, aseguró el psiquiatra.

“Muchos pacientes míos han somatizado con respecto al VIH/SIDA, incluso tienen algunos síntomas porque han tenido contactos sospechosos, pero tienen temor de ir a hacerse la prueba, entonces se quedan en un circuito cerrado bien vicioso. Viven la alarma, pero no se atreven a ir a hacerse el examen. Algo así puede estar ocurriendo acá”, relató en el contacto.

En relación con lo anterior, Zúñiga señaló que en este periodo, donde se vive una emergencia sanitaria planetaria, es esperable que personas estén de pensando que están somatizando la enfermedad.

No obstante, invitó a las personas a no asustarse. “Hay no sé cuántos virus dando vuelta. Tiene todo el derecho a tener un resfrío corriente, no necesariamente es coronavirus”, indicó.

Así, recordó que los principales síntomas del Covid-19 son fiebre sobre 38°C, tos seca y complicaciones a la hora de respirar.
“El cuerpo llora”

Consultado por nuestro medio sobre la misma problemática, Juan Pablo Westphal, psicólogo de Clínica Santa María, mostró una opinión similar a la de Zúñiga, quien resaltó que en este contexto es de suma importancia “escuchar las señales que da el cuerpo”.

Somatizando, “nuestro cuerpo estresa de algún modo nuestras emociones, las que tienden a ser intensas y fuertes, las que no siempre se pueden canalizar de la forma correcta”, señaló.

De esta manera, nuestro organismo utiliza “formas, medios, mecanismos para decirnos que por ahí nuestra emoción sale”, explicó.

“Generalmente, son emociones más negativas, más complejas de expresar en los tiempos de ahora, cuando la gente está ansiosa, nerviosa, angustiada. Se nos van al pecho, al estómago, a la espalda, a veces al ánimo. Nuestra emoción se expresa y nuestro cuerpo llora por ahí, por decirlo de algún modo”, complementó.

“No te voy a decir que (la somatización) es peligrosa porque no conlleva un daño significativo, pero sí creo que es importante que si no escuchamos va a seguir llamando. Un ejemplo bastante normal son las crisis de ansiedad, angustia o incluso las de pánico que están en boga últimamente”, agregó Westphal.

“Para llegar a una crisis de pánico, o sea perder el control, sentir una angustia gigante, generalmente han habido sensaciones previas, sensaciones, momentos, avisos que nuestro cuerpo nos ha dado previamente. Si no escuchamos, seguimos como que aquí no ha pasado nada, va a empezar a llamar con más fuerza”, advirtió.

Sobre maneras para poder contener la ansiedad, Zúñiga señaló que hay que tratar de estar mentalmente activos y no esperar a que este sentimiento nos inunde para preocuparnos ad portas de una crisis de angustia.

“Es bueno escuchar si aparece, pero también es bueno no esperar a que aparezca. O sea, tener en esta situación gente que está encerrada, gente que está cuidándose o que no puede trabajar, hacer cambios, generar nuevas rutinas, hábitos de autocuidado, tratar de hacer deporte, usar la tecnología para comunicarnos con nuestros amigos y seres queridos”, relató.

“Estamos viviendo tiempos difíciles en todos los planos: social, de salud, económico por todo lo que va a implicar. Va a ser bastante esperado que todo el mundo ande ansioso, nervioso, preocupado. En vez de quedarnos pegados, empecemos a pensar activamente qué podemos hacer para poder estar mejor, para cuidarnos y reinventarnos en este nuevo escenario”, finalizó.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas