mar. 14 abril, 2020 20:06

Inmobiliarias eliminan multas a clientes con problemas económicos

Una baja de un 60% ha experimentado la venta de viviendas durante el primer trimestre de este año, en medio de la crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus. Ante este escenario, las inmobiliarias han anunciado medidas pensando en los clientes que están sufriendo los efectos de la crisis sanitaria en su economía.

En general las empresas han ofrecido a sus clientes que han hecho el trámite de la promesa de venta, la devolución del pie y la eliminación de multas, a excepción de los gastos operativos, además de facilidades para mantener la compra.

Según señaló a El Mercurio Nicole Solé, gerenta general de Exxacon, “estamos apoyando a nuestros clientes que acrediten la pérdida del trabajo o el cierre de sus negocios independientes en todo lo que está en nuestras manos, como por ejemplo, postergar o diluir las cuotas de pago de pie, posponer la firma de escritura, resciliar las promesas sin multas”.

Al respecto, el académico del Departamento de Ciencias de la Construcción de la Universidad Tecnológica Metropolitana, David Blanco, valoró las medidas asegurando que “ayuda a paliar la crisis momentánea de ahora, pero también que está pensada para un futuro que la gente pueda seguir comprando”.

En esa misma línea, Roberto Darrigrandi, académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Mayor, experto en mercado inmobiliario y fondos de inversión, también destacó las medidas que están implementando las empresas.

“El escenario cambió para muchas personas, y verse “atrapado” en una promesa cuando las condiciones particulares cambiaron o van a cambiar de forma dramática, me parece que va por el camino correcto”, sentenció.

Aunque de todas maneras el experto advirtió que para las inmobiliarias es una buena medida sólo desde el punto de vista a largo plazo, de imagen y de responsabilidad social empresarial, puesto que desde un punto de vista financiero no es algo favorable.

“Desde el punto de vista financiero no les conviene, sobre todo hoy día que las ventas han caído de manera importante dadas las restricciones físicas para ir a visitar y la expectativa más negativa de los consumidores”, detalló.

Guerra de precios

Ante el complejo escenario que se espera en los próximos meses, algunos aventuran una posible “guerra de precios” en el mercado inmobiliario para atraer a posibles clientes.

David Blanco puso como ejemplo lo que sucedió en España con la “crisis del ladrillo”, aunque claramente nuestro país está aún lejos de un escenario similar.

“No creo que sea lo mismo aquí, ni mucho menos, pero resulta que en España había un excesivo número de viviendas ya construidas y no había compradores, por lo tanto, según la ley de la oferta y de la demanda, los precios de las viviendas comenzaron a bajar y aquella persona que tenía el dinero o el acceso a créditos, podía tener viviendas más baratas”, indicó el académico de la UTEM.

Por su parte, Roberto Darrigrandi también asegura que es un escenario poco probable, pese a que de todas formas quizá algunas inmobiliarias se vean obligadas a bajar sus precios de venta.

“En general el sector inmobiliario es bastante poco de “guerra de precios”, en general son bastante rígidos a la baja. Yo creo que en aquellas inmobiliarias que estén con mayor nivel de stock, con mayores niveles de deuda financiera, podría darse una cierta rebaja o descuento. Ahora, de ahí a esperar una liquidación del fin del mundo, creo que no”, augura.

Expertos recomiendan esperar superar la crisis

Respecto a cuándo es el mejor espacio para concretar la compra de un bien raíz, ambos expertos coinciden en que es preferible esperar al menos hasta octubre.

“Si esta crisis que se avecina se alarga, pienso que es buen momento esperar a que bajen los precios de las viviendas, sobre todo las empresas inmobiliarias que tengan más problemas económicos, ellas se van a tener que ver obligadas a reducir los precios de sus departamentos y sacarse deudas de encima”, recomienda Blanco.

“Está claro que la economía chilena va a tener una recesión en los próximos meses y creo que pueden haber algunas oportunidades específicas”, añade por su parte Darrigrandi, adelantando que “no antes del tercer trimestre, quizá hasta el último trimestre, podrían haber mejores oportunidades y hay que ser prudentes”.

Es necesaria una resciliación

Por otro lado, el abogado especialista en temas inmobiliarios del Grupo Wolf, Jaime Figueroa, asegura que es importante tener cuidado al momento de aceptar la oferta de las empresas.

“Técnicamente las promesas de compra-venta de departamentos y casas contemplan la posibilidad de que un cliente pueda desistir el negocio, pero aparejado siempre hay una multa”, detalla.

Por lo mismo, y para evitar malos entendidos posteriores, el abogado señala que “siempre va a ser necesario una manifestación de voluntad de parte de la inmobiliaria de que con la devolución del pie, hay una renuncia de acciones, porque evidentemente pueden no cobrar ahora la multa, pero cobrarla después”.

“Siempre va a ser necesario la celebración de una resciliación que ponga término al contrato originalmente pactado y que finiquite y extinga las obligaciones que están pendientes, concluyó.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas