Azúcar y sal

FreePiks
FreePiks

Según destaca el medio, los vinagres, la miel, el azúcar y la sal, duran prácticamente para siempre, con pocos cambios en su calidad. Asimismo, la avena instantánea también tiene ese extenso periodo de duración.

Harina

Pixabay
Pixabay

La harina blanca es casi segura de usar, sin importar su edad. No obstante, las integrales pueden adquirir un olor metálico o jabonoso, tras unos pocos meses después de su fecha de vencimiento.

Algo similar ocurre con el arroz blanco refinado, el cual durará años, mientras que el integral solo se conservará unos cuantos meses. Esto se debe a que los granos sin refinar contienen grasas, lo cual es lo primero que se elimina cuando se trata de alimentos básicos secos.

Porotos y lentejas

FreePiks
FreePiks

Los porotos y lentejas seguirán siendo seguros para comer durante varios años después de su compra. No obstante, tomarán más tiempo para cocinar.

Si no estás seguro del tiempo que llevan las legumbres guardadas, evita usarlos en recetas que incluyan ingredientes ácidos, como tomates, esto debido a que aumentarán drásticamente el tiempo que tardan en ablandarse.

Enlatados

Freepiks
Freepiks

Mientras no haya signos externos de deterioro en la lata, sus frutas, verduras o alimentos, permanecerán iguales al día que las compraste.

Asimismo, debes fijarte en el pequeño botón en la parte superior del envase, el cual se hinchará si la lata fue abierta. Esa sigue siendo la mejor manera de saber si el contenido está apto para ser consumido.

Del mismo modo, las latas de bebida mantendrán su efervescencia durante varios años, las botellas de vidrio por un año y las de plástico solo unos meses.

Aceite y aderezos

Pixabay
Pixabay

Los aderezos para ensaladas, como el vinagre y el aceite, durarán meses o más de un año en el refrigerador, especialmente si vienen en botellas con abertura estrecha (a diferencia de los frascos con boca ancha).

Por otra parte, el medio destaca que la mostaza envasada dura para siempre, mientras que la salsa de tomate, comenzará a cambiar de color antes de que se cumpla un año, pero conservará su sabor.

Huevos

Pixabay
Pixabay

La fecha indicada en el cartón de los huevos, corresponde al día en que fueron envasados, y puede ser hasta casi un mes después de que fueron puestos realmente.

Sin embargo, tienes otros 30 días después de la fecha de vencimiento que indica el paquete, para consumirlos. Sin embargo, después de ese periodo, es muy probable que estén podridos.

Leche

FreePiks
FreePiks

Desde el momento en que abres una caja de leche, las bacterias comienzan a digerir la lactosa y producen subproductos ácidos. Una vez que su pH llega a 4.6, se acumula la caseína (proteína de la leche). Por este motivo, es recomendable consumirla dentro de los próximos días.