mié. 22 abril, 2020 13:52

Hombre esparció nuevo coronavirus por medio de aire acondicionado en restaurant en China

El principal centro de control sanitario de China publicó una inquietante información respecto a un caso de contagio del coronavirus en un restautante local: ocurrió en enero pasado cuando un infectado sin síntomas esparció involuntariamente el virus por medio del aire acondicionado.

La investigación fue desarrollada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades y citada por el diario norteamericano The New York Times. Allí se indica que el hecho ocurrió a comienzos de año en un restaurant de la ciudad de Guangzhou.

Según el detalle, el hombre llegó hasta el lugar durante la hora de almuerzo, aproximadamente las 14:00 horas. Una vez allí tosió sin taparse la boca sobre el codo, por lo que habría expelido partículas de saliva al ambiente.

Aquella persona estaba infectada con la enfermedad, pero no mostraba síntomas de ésta (fibre o dolor de garganta), por lo que realizaba una vida aparentemente normal.

No obstante, con el paso de los días, los registros de la ciudad detectaron que nueve personas que habían comido en ese local, el mismo día y en un horario similar, se habían contagiado de la enfermedad.

Cuando se realizó la trazabilidad de este brote los expertos, al visitar el lugar, encontraron que el aire acondicionado fue el causante del contagio.

Dentro de las explicaciones se indica que el virus alcanzó a personas que estaban a siete metros de distancia del infectado. El local tuvo sus ventanas cerradas ese día (verificado con cámaras de seguridad) y las máquinas abarcaban todo el primer piso, mientras que en el segundo no había.

A eso se suma que los nueve contagiados comieron esa jornada en este primer piso, en tanto que en el superior no hubo infectados.

El informe, además, entregó dos buenas noticias: otras 73 personas que comieron en el local en ese momento no resultaron infectadas. Asimismo, quienes se contagiaron lograron recuperarse de la enfermedad.

Esta información aparece en un momento sumamente sensible para este tipo de comercios, los cuales intentan mantener las ventas por medio del sistema de delivery y miran de lejos una posible reapertura en el mediano plazo.

Desde ya se establece, según el estudio, que un retorno a la normalidad de estos comercios debería realizarse con medidas extremas de cuidado del personal y distanciamiento social entre los comensales (incluso limitar en extremo el número de clientes dentro del lugar).

Se estima, además, que será obligatorio el uso mascarillas y guantes por parte del personal, así como separaciones de hasta tres metros entre las mesas. Sumado a eso estaría una medida que podría incomodar bastante: un tiempo máximo de estadía de 30 minutos.

También hay que señalar que la ventilación de los lugares deberá ser adecuada: ventanas abiertas durante todo el día, aunque las temperaturas sean bajas.

Junto con todo eso, de más está decir que el uso de las máquinas de aire acondicionado estaría prohibido hasta “nuevo aviso”.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas