vie. 24 abril, 2020 20:13

Las otras enfermedades que debes verte en urgencias

En las últimas semanas, el llamado a quedarse en casa se instaló como una de las principales formas de frenar el avance del mortal coronavirus.

Así, la sociedad chilena junto al resto del planeta quedaron casi paralizadas, lo que trajo coletazos laborales, económicos y sociales.

Por consiguiente, al menos en nuestro país, esa medida también gatilló una histórica caída en picada de las consultas a urgencia en recintos asistenciales.

En conversación con BioBioChile, Luis Herrada, urgenciólogo de Clínica Las Condes, afirmó que la disminución fluctúa entre el 60% y 70%.

Si bien lo anterior puede tomarse como una señal que la población prefirió evitar exponerse al virus, también enciende las alarmas entre especialistas producto de enfermedades que requieren sí o sí atención médica, las que no se estarían revisando.

“Es importante decir que en el contexto del ‘quédate en casa’, que se agradece, hoy nos encontramos en una situación país donde las consultas de urgencia cayeron históricamente, con reflejo en el número de hospitalizados desde urgencia”, dijo el médico.

Aquello, a su juicio, “invita a pensar que hay pacientes que están en su casa y que no han consultado y que podrían estar con alguna enfermedad que está activa, pero no haber consultado por temor a contagiarse de coronavirus”, señaló.

Al respecto, detalló tres contextos bajo los cuales una persona tendría que ir sí o sí a una sala de urgencia.

Sebastián Brogca | Agencia UNO
Sebastián Brogca | Agencia UNO

Dolor torácico y accidente cerebrovascular

En primer lugar, habló de los adultos mayores de 65 años que lleguen a sufrir dolor torácico, fiebre o dificultad para respirar.

En esa línea, comentó nuevamente el dolor torácico pero en personas de cualquier edad, ya que esta aflicción “siempre es un marcador que nos debe alertar para ir a un servicio”, sostuvo.

“El dolor torácico propio, el infarto agudo al miocardio, es un dolor opresivo intenso, como si un elefante te presionara el pecho, y eso nos debería motivar a consultar”, detalló el especialista.

En segundo lugar, mencionó el accidente cerebrovascular, el que se manifiesta en este contexto a través de tres síntomas.

“Dificultad para hablar, lengua traposa como de ebrio; asimetría facial evidente y una pérdida en la fuerza de una extremidad de manera aguda”, complementó.

“Ambas patologías son tiempo dependientes. Por lo tanto el pronóstico del paciente está relacionado a lo que este demora en consultar y lograr destapar la arteria que provoca el problema”, explicó Herrada.

Problemas respiratorios

En tercer lugar, el médico recordó que el coronavirus no es la única enfermedad que puede manifestarse con complicaciones respiratorias, por lo que -de sufrirlas- cualquier persona debería acudir a un recinto asistencial.

Como ejemplo, entregó los tromboembolismos pulmonares. “Parten con dificultad respiratoria y hoy en día podrían confundirse con coronavirus”, advirtió.

“En una persona joven podría ser dejado de lado diciendo ‘bueno, la verdad es que podría tener Covid-19 y nada más. No voy a ir’. Hoy, la dificultad respiratoria transversalmente debería venir a urgencia”, aseveró.

En línea con todo lo anterior, hizo un llamado a que -en la medida que los servicios comiencen a retomar su funcionamiento normal- los pacientes vuelvan a sus controles de rutina y que de momento continúen la ingesta de fármacos que tengan recetados ante algún problema de salud “para disminuir su morbilidad”.

Protección

Pese a todo lo discutido con anterioridad, la ciudadanía puede seguir desconfiando de ir a algún recinto médico por el riesgo a contagiarse con SARS-CoV-2.

No obstante, Herrada afirmó que estos lugares están preparados para no mezclar los casos respiratorios con aquellas consultas que acudan por otra problemática.

“El Ministerio de Salud estableció una normativa para la separación de flujos en pacientes de urgencia”, lo que está operativo desde hace un mes en la Clínica Las Condes, donde trabaja.

Sumado a ello, también se estableció que las salas de espera se dividen en pacientes respiratorios y no respiratorios.

“El hito principal de eso es que hay personal clínico en la entrada de las urgencias para hacer una preselección: te van a preguntar por qué vas y si la respuesta cabe dentro del respiratorio te llevarán a un lugar especial, aislado, para que resfríos comunes no se contagien con Covid-19″, explicó.

Estos sectores, además, podrían contar con presión negativa y flujo diferente tanto de entrada como de salida.

“Vengan tranquilos. Nos hemos preocupado para protegerlos y no tener miedo a venir. Aquello puede obligarlos a que se queden en casa no debiendo hacerlo”, recalcó.

“Hoy es importante que se mantengan las medidas solicitadas. Ahora les pedimos que sean selectivos, que reconozcan síntomas y vayan a urgencia”, finalizó.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas