jue. 07 mayo, 2020 18:59

Chileno de 51 años, hipertenso y diabético vence al Covid-19 tras 25 días

Marcelo Angulo tiene 51 años, es hipertenso y diabético, fue dado de alta luego de haber estado 25 días hospitalizados, la mitad de ellos grave e intubado.

Médicos, enfermeras, personal clínico y no clínico despidieron con un fuerte aplauso a Marcel Angulo, quien se recuperó de Covid-19. “Quiero agradecerles por el compromiso, que pusieron en su labor, no solo son muy buenos profesionales, sino también muy buenas personas”, señaló el paciente conmovido.

El profesor -de 51 años- no tiene claro donde se contagió, él piensa que pudo haber sido en el transporte público, que a veces utiliza para llegar a su lugar de trabajo.

Los primeros síntomas que sintió fueron como los de un “resfriado común” y al pasar los días sintió dolor de cuerpo, dolor muscular, como si “lo hubiesen apaleado”, tos seca, ahogo y fiebre. “Cuando ya fue insoportable opté por ir a la clínica”, recuerda.

Test positivo

El 26 de marzo Marcel llegó a la Urgencia Respiratoria de Clínica Santa María, donde le tomaron el test diagnóstico de PCR para Sars-CoV-2 y un scanner que dio como resultado una neumonía multilobar. “Esto significa que son los dos pulmones afectados por distintos focos de neumonía, lo que no es frecuente en otros tipos y es característico del Coronavirus”, explica la doctora Claudia Cortés, infectóloga de Clínica Santa María.

Al día siguiente, le confirmaron que el examen dio positivo. No sintió miedo, sino mucha incertidumbre. “Esa sensación tenía que ver con el haber dejado sola a mi señora, quien me fue a dejar a la clínica y se devolvió casi al borde del horario de toque de queda. Pensar el momento que me iban a intubar y que ella podía quedar sola, me dio un poco de angustia”, señaló.

Estado de salud agravado

Del total de contagiados con el virus, un 95% presenta síntomas leves y un 5% de ellos se agrava. Marcel, al ser un paciente de riesgo, por padecer hipertensión y diabetes, cayó en el porcentaje menor. Su condición de salud se agravó, necesitó de mayor apoyo de oxígeno, y el 31 de marzo fue trasladado a la Unidad de Paciente Crítico, con ventilación mecánica invasiva. “Este es un proceso complejo, que requiere de personal altamente calificado y de un ventilador mecánico”, señala la infectóloga.

En paralelo, su familia pidió a sus amigos y cercanos que se unieran a una cadena de oración, eso, dice Marcel, lo ayudó a tener más fuerzas.

“Tuve una cadena de oración de mi familia y mis amigos, de gente que estaba muy preocupada, entonces eso ayuda, saber que había personas que estaban muy pendientes y queriendo darme ese apoyo que es necesario. Hay que tener mucha fortaleza mental para seguir adelante”,asegura.

El alta

Marcel estuvo con ventilación mecánica invasiva hasta el 3 de abril. Paralelamente, se apoyó su recuperación con tratamientos de soporte para bajar la fiebre, quitar el dolor

y tratar de disminuir la cantidad de virus circulante, de esta manera, lentamente el pulmón empezó a volver a funcionar por sí mismo. Es ahí cuando lograron despertar a Marcel, quitándole la anestesia, la sedación, para que vuelva a ventilar y a respirar solo, lo que permitió desconectarlo del ventilador. Posteriormente, el 11 de abril fue llevado nuevamente al área Médico Quirúrgico y el 21 de abril fue dado de alta.

“Le diría a la gente que extreme las medidas de prevención, que se lave las manos, que utilice mascarillas, que realice el distanciamiento social, porque es una forma de protegernos. Si puede que se queden en la casa, si tienen la opción de hacer teletrabajo que la ocupe, que se cuiden”, advirtió Marcel, quien ya está de vuelta en su casa

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas