dom. 04 octubre, 2020 18:15

Violencia intrafamiliar en el Biobío: aumentan llamados de auxilio pero disminuyen denuncias.

Los números a veces no representan exactamente lo que ocurre en la realidad. En la zona, la violencia intrafamiliar tiene un comportamiento disímil entre las denuncias, que han bajado en la sumatoria regional, en contraste con los llamados recibidos en los fonos de ayuda a las víctimas y en los procedimientos que en terreno verifican algunas oficinas especializadas de carabineros. Por ejemplo, las cifras que posee la fiscalía regional del Bío Bío exhiben un alentador 3 % menos de denuncias, comparando el período que media entre el 1 de enero y 30 de septiembre del año pasado con el presente. Es decir, números recién actualizados. En términos de casos son 215 menos, bajando de 7.000 a 6.785. En la provincia de Concepción, por ejemplo, carabineros considera un descenso llamativo, como expuso el mayor Luis Torres, de la sexta comisaría de San Pedro de La Paz.

La oficina que asume los casos VIF de la comisaría de San Pedro tiene un cómputo más cercano a lo que realmente está sucediendo, porque los procedimientos en terreno suben cada día, comentó la sargento segundo Jeovana Quezada, encargada de la repartición.

¿Qué está ocurriendo realmente? Pues que el confinamiento obliga a una mayor convivencia de víctima con su victimario. Mientras las denuncias se estancan o bajan, los llamados a los teléfonos que ofrecen ayuda y apoyo a las víctimas crece, admitió con preocupación la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Marisa Barro, quien además agregó que la cuarentena no impide denunciar en las unidades policiales de forma presencial, agregó Barro.

La violencia puertas adentro no sólo ocurre en parejas, porque se han advertido agresiones de hijos a padres, a abuelos o hermanos, con alcohol o drogas de por medio.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas