dom. 10 enero, 2021 16:58

Martínez visita a cabo que perdió sus piernas por atropello durante control de toque de queda

El comandante en Jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, visitó este domingo al cabo segundo del ejercito, Brayán Castillo, quien se encuentra internado en el Hospital Militar tras ser atropellado el viernes en Curicó en medio de un control de toque de queda.

Martínez aseguró que el accidente fue responsabilidad de la conductora Nicole Orellana por no ir atenta a las condiciones del tránsito y no respetar el toque de queda vigente.

“Es exclusiva responsabilidad de la conductora civil que lo atropelló por no conducir atenta a las condiciones del tránsito, a exceso de velocidad y en plena vigencia del toque de queda (…) El vehículo civil aprisionó al cabo segundo contra la parte trasera del vehículo militar, a tal velocidad que prácticamente le amputó en el lugar una de las piernas”, expresó.

Del mismo modo, cuestionó al Ministerio Público por formalizar al cabo Luis Ahumada, conductor del camión militar, asegurando que “es incomprensible que la Fiscalía de Curicó haya indicado que el chofer del vehículo militar, que se encontraba detenido, tenga responsabilidad en el atropello del cabo segundo Castillo”.

“Es la misma Fiscalía de Curicó la que en octubre de 2019 prácticamente condenó a priori a un cabo por la muerte de un civil, manteniéndolo privado de libertad, siendo posteriormente declarado inocente, al no haber participado de ese hecho”, agregó.

Martínez indicó que el auditor del ejército, general Eduardo Rosso, tomará la defensa penal del chofer del vehículo militar en este caso.

De acuerdo a la Fiscalía y basándose en los peritajes realizados por la SIAT de Carabineros, ambos conductores tuvieron responsabilidad en el accidente, por lo que el chofer del vehículo y Orellana fueron formalizados.

Fotos del accidente

Cedidas

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas