jue. 20 agosto, 2020 11:41

Delitos contra la integridad: consideraciones críticas sobre sus reformas

El homicidio consiste en matar a otra persona. Sin embargo, dependiendo de las circunstancias del hecho, la justicia determina que sanción se aplica o si no se condena al responsable (como, por ejemplo, cuando actuó en defensa propia)

La legislación chilena señala que un homicidio es calificado cuando quien lo comete actúa al menos en algunas de las siguientes circunstancias:

-Con alevosía (sobre seguro, a traición, sin que la víctima pudiera defenderse)
-Por premio o promesa remuneratoria (se aplica al que paga o promete por el homicidio y a quien recibe paga o promesa remuneratoria).
-Por medio del veneno.
-Con ensañamiento (aumentando deliberada e inhumanamente el dolor a la víctima).
-Con premeditación conocida, es decir, con una planificación previa del crimen.

La pena parte en presidio mayor en su grado máximo hasta presidio perpetuo (es decir, parte en 15 años y un día y llega al presidio perpetuo) Si la persona recibe la pena de presidio perpetuo, puede aspirar a la libertad condicional sólo una vez que cumple veinte años en la cárcel.

comparte

Comentarios

Otros programas

Más Programas